Buenas prácticas para evitar la fatiga al conducir

Nicolás Godoy

Nicolás Godoy

siestas para disminuir fatigaSegún la Organización Mundial de la Salud, los accidentes de tránsito se han convertido en una de las principales causas de muerte en el planeta. Solo en 2015, por ejemplo, cerca de 1,3 millones de personas fallecieron debido a este factor. Por lo mismo, cobra relevancia que los conductores asuman una actitud responsable en la carretera, sobre todo en los trayectos más largos. Es fundamental contar con buenas prácticas para evitar la fatiga al conducir, y por ende disminuir la probabilidad de sufrir un accidente por un evento de microsueño o somnolencia.

La fatiga es la sensación de cansancio y malestar que se experimenta después de un importante esfuerzo físico o mental. Ésta puede afectar la toma de decisiones, disminuir la movilidad física y la respuesta ante los estímulos, lo que en definitiva puede terminar ocasionando un accidente de tránsito

A raíz de lo anterior hemos querido compartir algunos sencillos consejos para evitar la fatiga mientras se está conduciendo. Su puesta en práctica puede resultar crucial para ayudar a prevenir una tragedia en la carretera.

Respetar el descanso

Una de las mejores maneras de evitar la aparición de agotamiento mientras se está manejando es haber descansado una adecuada cantidad de tiempo, particularmente en la noche anterior al viaje. Puede parecer algo obvio, pero esto detiene la sensación de somnolencia durante la conducción.

Si en tu trabajo debes conducir durante mucho tiempo, toma un período de vacaciones apenas sientas que tienes cansancio acumulado y este malestar no te permite llevar a cabo de buena forma tus labores.

Tomar en cuenta el horario

También es importante el horario, por lo que se recomienda no manejar entre las 3 y las 5 de la mañana, y durante el período comprendido entre la 1 y las 3 de la tarde ya que, según varios estudios, estos son los momentos del día donde el cuerpo humano tiene el menor nivel de alerta.

Hidratación y alimentos

Otro aspecto que resulta importante es mantener el organismo bien hidratadoEsto no significa que solo debes tomar agua, también puedes ayudarte de algún tipo de bebida ya que sus niveles de azúcar pueden aportar glucosa al cerebro para mantenerte concentrado. También, alimentos ricos en fibra y minerales como la palta y el plátano resultan muy útiles para disminuir el agotamiento, además del cacao debido a sus propiedades estimulantes.

Por otra parte, se desaconseja el consumo de alcohol incluso 48 horas antes de manejar un vehículo. Recuerda que la resaca también aumenta la sensación de cansancio.

Detente de vez en cuando

Tampoco debes exigirte demasiado. Realiza paradas y descansa cada dos horas de conducción o una vez que ya hayas recorrido 200 kilómetros. Bájate del auto, estira las piernas, camina un poco y respira aire puro. Solo así podrás revitalizar tu cuerpo y seguir el recorrido de la mejor forma.

Cuidado con los medicamentos

Si estás tomando algún tipo de medicamento, revisa que no esté contraindicado para la conducción de vehículos debido a los efectos secundarios que pueda provocar, sobre todo los asociados a los estados de cansancio y somnolencia.

Por último, quizás el consejo más importante es no manejar si te sientes cansado. Pídele a otro que lo haga, aplaza el viaje para cuando no estés agotado o simplemente utiliza el transporte público. Recuerda que esta decisión puede resultar determinante para tu seguridad y la de las otras personas. Además, no hay nada más seguro que manejar por la carretera cuando estás bien despierto y descansado.

capacitaciones para conductores

 

Nicolás Godoy

Nicolás Godoy