Cómo enfrentar las consecuencias de los turnos 24/7

Nicolás Godoy

Nicolás Godoy

Las personas se acostumbran a vivir una rutina diaria con horarios para dormir, comer, descansar y trabajar. Estas actividades se pueden organizar para ordenar nuestra vida, hábitos e incluso nuestro organismo. Pero no todos tenemos esta posibilidad.

Existen industrias donde el trabajo 24/7 es primordial, como la atención médica, la seguridad o el transporte de pasajeros y cargas, en las cuales siempre debe haber empleados disponibles sin importar el horario. Ante esta realidad son cada vez más comunes los turnos 24/7, también conocidos como rotativos.

 

Ventajas productivas versus salud de los trabajadores

Este sistema de trabajo presenta ventajas incluso en industrias donde no existe necesidad de entregar servicios las 24 horas, como el aumento de las horas de producción, la flexibilidad horaria y la posibilidad de aumentar el tamaño de las empresas sin necesidad de una inversión en infraestructura.

Pero este tipo de horarios laborales tiene efectos importantes en quienes los realizan, ya que las consecuencias de los turnos 24/7 están ligadas principalmente a la salud de los trabajadores. El portal Infoempleo aseguró en 2017 que cerca del 25% de los trabajadores que se rigen bajo estos parámetros presenta problemas de salud.

La principal razón de esto es la alteración del ciclo circadiano al que estamos acostumbrados. Los constantes cambios de horario no permiten que el cuerpo se acomode a una rutina durante las 24 horas del día, alterando el reloj biológico de cada persona cada vez que se cambia de turno, situación para la que el cuerpo humano no está preparado.

 

La falta de sueño: el principal problema

Cuando no podemos dormir durante la noche nuestro cuerpo reacciona químicamente para palear esta situación. La fatiga y la falta de sueño crónica son el principal resultado, y ambas nos podría llevar a sufrir de insomnio y otras enfermedades más graves, como la depresión.

Por esto, es vital encontrar otros momentos para el descanso, como por ejemplo las siestas. Según un estudio de la Universidad de Harvard, sólo 30 minutos de sueño permiten tener mejor concentración, reacción y ánimo, además de reducir los índices de estrés.

 

La industria del transporte: una de las más afectadas

Las consecuencias de los turnos 24/7 pueden ser graves dentro de esta industria, donde un mal descanso podrían genera graves accidentes. En este aspecto, The National Sleep Foundation (NSF) de Estados Unidos señaló que estos trabajadores “son más propensos a conducir somnolientos en comparación a quienes trabajan en un horario regular durante el día”.

De hecho, la fatiga es una de las causas más recurrentes en los accidentes de tránsito en Chile, apareciendo como factor en más del 20% de ellos, porcentaje que aumenta a más del 60% cuando se revisan sólo los ocurridos en la industria del transporte de cargas o pasajeros.

Por esto, es primordial que las empresas comiencen a ejercer un control más directo y drástico sobre las horas de sueño de sus conductores, corroborando que se cumpla con los tiempos determinados por la ley de cara a las pausas en el trayecto, para aquellos conductores que viajan solos, o en el cambio de choferes en los casos en que viajen en pareja.

Estas prácticas no sólo nos permitirán a mejorar la productividad y eficiencia de nuestras empresas, sino que también que nos ayudarán a la calidad de vida del trabajador dentro y fuera de sus horarios laborales, permitiendo un descanso que les brinde una mejor calidad de vida.

Nicolás Godoy

Nicolás Godoy

¿Quieres saber más sobre las últimas actualizaciones de Gauss Control?

Suscribirse